Conoce las frutas que puedes darle a tu perro

Arándanos. Una de las propiedades más destacadas de los arándanos es su elevado contenido en antioxidantes, siendo una de las mejores frutas para prevenir la aparición de enfermedades relacionadas con el corazón en nuestro perro. Asimismo, también son ricos en vitamina C y fibra.

Manzana. Tanto por sus propiedades digestivas y astringentes, ideales para tratar la diarrea en perros y otros problemas estomacales, como su elevado contenido en vitamina C, calcio y propiedades antiinflamatorias, la manzana es una fruta muy buena para ellos. Para ayudar a eliminar la diarrea manzana para tratar la diarrea, darla sin cascara, pero si lo que quieres es combatir el estreñimiento, dale a tu perro trozos de manzana con cascara.

Pera.  Es una fuente perfecta de fibra y potasio, por lo que además de favorecer el tránsito intestinal, nos ayudará a prevenir afecciones cardiovasculares y son aptas para perros con diabetes.

Plátano. Esta fruta contiene un elevado contenido de fibra insoluble, por lo que un exceso de la misma puede provocar graves consecuencias en nuestro perro. En cantidades muy pequeñas, puede resultar beneficiosa para él y ayudarle a defecar si observas que tiene estreñimiento. Si tu perro se encuentra en perfectas condiciones y ves que tras proporcionarle un bocado de plátano tiene diarrea, elimina esta fruta de su dieta.

Albaricoque y melocotón. Ambas frutas son ricas en fibra soluble y, por tanto, favorecen la regulación del tránsito intestinal en nuestro perro. Además, su elevado contenido en hierro les ayuda a prevenir la aparición de anemia, son una potente fuente natural de antioxidantes y están compuestos principalmente por agua, por lo que no promueven la obesidad en nuestro perro. Recuerda retirar el hueso y la piel antes de darle esta fruta a tu can.

Fresa. Como los arándanos, las fresas representan uno de los mejores antioxidantes, por lo que son ideales para mantener la salud de la piel de nuestro perro y prevenir la oxidación celular. Por otro lado, son altamente beneficiosas para sus huesos y cuentan con propiedades diuréticas y digestivas que mejoran su tránsito intestinal.

Sandía. También están compuestas principalmente por agua, por lo que proporcionarle pequeñas porciones sin pepitas a nuestro perro puede ayudarle a combatir el calor. Eso sí, debemos darle sandía con moderación por su elevado contenido en fructosa.

Melón. Es una excelente fuente de vitamina A y E, además de contar con potentes propiedades diuréticas y antioxidantes. Como en el resto de frutas, debemos retirar las semillas y trocear la fruta antes de dársela a nuestro fiel compañero.